La subcultura juvenil

30 Sep

Dick Hebdige. Subculture: The Meaning of  Style. Londres: Routledge, 1979. 195 pp. ISBN: 0415039495

Este libro, asociado con la escuela de estudios culturales de Birmingham, es considerado un clásico en varias disciplinas. Hebdige estudia a los jóvenes pertenecientes a la clase obrera inglesa en la década de 1970 con relación a la generación previa y el creciente influjo de migrantes provenientes de las (ex)colonias inglesas, en particular de Jamaica, y las formas en que el cambio demográfico resultado de este influjo de migrantes culturalmente diferentes transformó a la clase obrera inglesa, en el contexto general de una economía en plena desaceleración y un aumento en el desempleo. Hebdige analiza este proceso de transformación desde la subcultura musical juvenil, que interpreta como bastión contra-hegemónico y fuente de resistencia a la desigualdad social: “Las subculturas son, por consiguiente, formas expresivas; lo que expresan en última instancia, sin embargo, es una tensión fundamental entre quienes ocupan el poder y quienes están condenados a posiciones subordinadas y a vidas de segunda c1ase. Esa tensión se expresa figurativamente en forma de estilo subcultural” (180).

El libro se divide en dos partes. La primera consta de la discusión y definición de términos como cultura, estudios culturales, ideología, hegemonía, subcultura y estilo. También incluye un breve panorama histórico y cronológico de varios estilos musicales y subculturas de posguerra como los hipstersbeats (beatniks), teds(teddy boys), modsskinheadsrude boys, el glam, los punks y dreads (Rastafarios). La segunda parte del libro es un análisis más detallado de las diferentes facetas del estilo, en particular en la subcultura punk. En el quinto capítulo analiza la subcultura obrera como un tipo de resistencia y fuente de estilo, y posteriormente examina la forma en que el estilo devino objeto de consumo por medio de su amplia difusión y consumo. En lo que resta del libro, el autor discute el concepto de estilo, que define como comunicación intencional, bricolaje, homología y práctica significante, para concluir que “La relación entre experiencia, expresión y significación no es, por consiguiente, una constante en la subcultura. Puede conformar una unidad más o menos orgánica, más o menos orientada en pos de una coherencia ideal, o más o menos rupturista, que refleje la experiencia de fisuras y contradicciones. Cada subcultura, asimismo, puede ser más o menos «conservadora» o «progresista», estar más o menos integrada dentro de la comunidad, ser más o menos continua respecto a los valores de esa comunidad, o más o menos extrapolada a partir de ella, definiéndose en contra de la cultura parental. Y por último, estas diferencias se reflejan no sólo en los objetos del estilo subcultural sino en las prácticas significantes que representan a esos objetos y les dan sentido” (174).

Texto completo en español

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: