Post-feminismo

29 Dic

Angela McRobbie. The Aftermath of Feminism: Gender, Culture and Social Change. Londres: SAGE, 2009.

Antonio Puente Méndez

Posgrado en Letras

Facultad de Filosofía y Letras

En este libro, Angela McRobbie examina un fenómeno social y cultural que permea actualmente en los medios de comunicación y que la hegemonía patriarcal utiliza para frenar el movimiento feminista contemporáneo: el post-feminismo. Este concepto se refiere al uso de logros que el feminismo ha conseguido a lo largo de la historia (libertad sexual, acceso a la educación, inserción de la mujer al campo laboral, etc.) como parte del discurso oficial para, de esa manera, crear la ilusión de que las mujeres tienen todo lo que necesitan para vivir plenamente y así dejen de luchar por sus derechos (pues, supuestamente, ya los tienen). McRobbie se enfoca en el análisis de la propagación de esta nueva forma de anti-feminismo a través de la cultura consumista y su relación con el orden capitalista que fomenta narrativas en las que la femineidad se celebra a partir de la obtención de bienes materiales (en series como Sex and the City). Sin embargo, no sólo se dedica a examinar casos particulares, sino que, además, recupera herramientas del psicoanálisis feminista de los años ochenta para explicar la importancia que esta doctrina tiene en la comprensión de la forma en que ciertas imágenes crean deseos y necesidades muy específicos en las mujeres jóvenes.

            Así pues, en The Aftermath of Feminism, Angela McRobbie estudia los cambios que han ocurrido en los últimos años, tanto dentro de los medios masivos de comunicación como dentro de la academia, para desarrollar una teoría en la que se trata de explicar el profundo rechazo que se tiene hacia el feminismo a pesar de que muchos de sus logros ahora son vistos como normales dentro de las sociedades globalizadas. De igual forma, analiza los cambios que han ocurrido con respecto a los ideales de femineidad y sus repercusiones en diferentes clases sociales y grupos raciales y étnicos, para después examinar los beneficios que las sociedades (principalmente las occidentales) ofrecen a las mujeres jóvenes y que, aunque parecerían apostar por su libertad (la oportunidad de educación superior, las ofertas laborales y el control natal, entre otros), en realidad son nuevas formas de sometimiento disfrazado. Finalmente, analiza la imagen negativa que los medios de comunicación y el gobierno han creado del feminismo y que provoca el rechazo de muchas mujeres hacia esta ideología, pues, supuestamente, es la causa de la pérdida de determinados valores y favores que antes tenían; todo esto para cuestionar y reformular la importancia que el feminismo todavía tiene actualmente en el desarrollo de las mujeres jóvenes en una sociedad que parecería proveerlas de las herramientas necesarias para su desarrollo integral.

Texto completo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: