“Optimismo cruel” de Lauren Berlant

5 Ene

Lauren Berlant. “Cruel Optimism.” Differences: A Journal of Feminist Cultural Studies. (2006) 17(3): 20-36.

En este artículo Berlant explica el valor crítico de lo que llama “optimismo cruel”, con el propósito de explicar que, en sociedades postfordistas como la estadounidense, los sujetos optan por vincularse afectivamente con objetos del deseo con el propósito de dar continuidad a sus propias vidas e imaginar futuros posibles, incluso utópicos. Berlant inicia su discusión con una definición de lo que entiende por objeto del deseo, que identifica como un “cúmulo de promesas” que pueden manifestarse –incrustarse- en un sinnúmero de cosas, materiales y abstractas. La autora propone que esta figuración particular del objeto está inextricablemente vinculada con la promesa o la esperanza que se asocia con él, vinculación inherentemente optimista pese a que no siempre se vive como tal.

Esta distinción es importante y ofrece a la autora un punto de partida para explicar la naturaleza del optimismo cruel, que define como “una relación de vinculación a condiciones de posibilidad comprometidas”. En otras palabras, pese a que la relación que mantiene un individuo con un objeto del deseo específico puede ser dañino o cruel, está tan íntimamente ligado a la forma en que percibe e interactúa con el mundo que su pérdida podría destruir cualquier posibilidad de supervivencia afectiva y psíquica. El optimismo cruel es un concepto que permite a Berlant analizar los motivos por los que hoy en día, en los EE.UU. particularmente, las personas hacen caso omiso de los efectos nocivos de sus vinculaciones en favor del optimismo. La autora analiza tres escenarios de optimismo cruel provenientes de tres obras literarias distintas: un poema de John Ashbery, un cuento de Charles Johnson y una novela de Geoff Ryman. Berlant concluye que el concepto de optimismo cruel nos permite reconocer la “centralidad de la fantasía optimista para la reproducción y supervivencia en las zonas de la vida cotidiana común y corriente”, pese a que el trabajo psíquico necesario para mantener la fantasía es desgastante.

Texto completo en inglés

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: