“El futuro de los estudios culturales” de Raymond Williams

13 Feb

Raymond Williams. “The Future of Cultural Studies.” The Politics of Modernism: Against the New Conformists. Londres y Nueva York: Verso, 1994. 151-162.

En este ensayo Williams se da a la tarea de trazar una posible genealogía de los estudios culturales a partir de un problema metodológico que, a su juicio, es el punto de partida de ese campo de estudio: no se puede entender ningún proyecto artístico o cultural sin comprender su formación, las dos dimensiones inseparables de un mismo fenómeno puesto que ambas materializan una disposición de “energía” u orientación común. En términos más convencionales, los estudios culturales no estudian sólo el contexto social de una manifestación cultural ni se centran exclusivamente en ésta ignorando el contexto, sino que buscan evitar el determinismo de lo que podríamos llamar una teoría del reflejo –esto es, un proyecto cultural no refleja una formación social- porque se niegan a “dar prioridad ya sea al proyecto o a la formación o, en términos más viejos, al arte o a la sociedad”.  Según Williams, se trata de articular procesos diferentes con el fin de comprender los cambios en las formaciones que producen cambios en los proyectos y viceversa. Para vislumbrar posibles caminos futuros para la estudios culturales, considerablemente institucionalizados cuando dictó esta ponencia, Williams ejemplifica esta metodología al explicar el surgimiento de los cultural studies a partir de una de sus mayores influencias: los estudios literarios.

                  Williams ubica el origen del proyecto en el siglo XIX: el estudio de la literatura, una de las disciplinas que contribuyó a la creación de los estudios culturales, no originó al interior de las instituciones educativas sino en el contexto de la educación para adultos y en los círculos de lectura para mujeres, dos grupos de lectores excluidos de la educación formal que se interesaban en discutir sus lecturas con relación a su experiencia cotidiana. Cuando esta inquietud llegó a las universidades por medio de los cursos de extensión impartidos por la Universidad de Oxford, paradójicamente quedaron excluidos estos dos grupos sociales conforme se institucionalizó y profesionalizó la disciplina académica. Sin embargo, la inquietud original de vincular la experiencia de lectura con la experiencia fue recuperada por F. R. Leavis, entre otros, que estudiaron a la cultura y literatura populares y su consumo, la publicidad y los periódicos, aunque mantuvieron la convicción de que era indispensable educar a una minoría crítica y culta encargada de vigilar la frontera entre la alta y la baja culturas. Williams identifica otro momento de transformación en la década de los años 40, cuando en Inglaterra revivió el proyecto de la educación continua, trabajo que obtuvo visibilidad cuando, de nuevo, se incorporó a las universidades. Pero Williams, Hoggart y Thompson conscientemente impulsaron la educación adulta por ser un proyecto de democratización cultural, una vocación más que una profesión incompatible con el elitismo del proyecto de Leavis pero acorde con su interés en la cultura popular y de masas. Williams cuenta la historia de los estudios culturales a partir de esta tensión entre la institucionalización de una formación –tendencia o impulso cultural- que aparece materializada en diferentes proyectos que mantienen ciertas continuidades entre sí pero que también son alterados por su formalización.

                  El siguiente momento fue resultado de la labor de la generación de Williams: sus estudiantes salieron a las nuevas instituciones educativas aparecidas en la época de posguerra –politécnicos, nuevas universidades, escuelas de educación continua- para las que elaboraron nuevos programas de estudio orientados a vincular la experiencia de los educandos con el conocimiento, una nueva formación que culminó con la creación del Open University, institución que rechazó la centralización  burocrática e imposición de un programa cultural al promover un diálogo constante entre las disciplinas y la experiencia fuera del aula. Fue a partir de esta situación “rebelde y desorganizada” que surgieron los estudios culturales, precisamente porque no se aceptaban las fronteras disciplinarias ni la separación entre la vida cotidiana y el conocimiento. Pero fue también este momento en el que Williams identifica una controversia: apareció un corpus teórico con el que se podía racionalizar esta nueva formación -el estructuralismo, por ejemplo- que niega cualquier agencia a los individuos frente a las estructuras sociales que pdorucen desigualdad.

                  No obstante este problema, Williams reconoce que la institucionalización de los esfuerzos por democratizar la educación tuvo consecuencias positivas, pero señala que en su origen no se podían imaginar las transformaciones radicales que ocurrirían en los medios de comunicación masivos, cambios que requerirían diferentes tipos de análisis. Es positivo que la institucionalización de los estudios culturales de pie al análisis de la cultura popular, pero Williams advierte que se corre el riesgo de deshistorizar este tipo de fenómeno cultural si no se relaciona con artefactos culturales anteriores que sobreviven en las formas contemporáneas. Williams escribe en 1986, y concluye ubicando el futuro de los estudios culturales en el contexto de una política educativa que enfatiza la educación técnica orientada al mercado laboral en detrimento de esa “dimensión del conocimiento humano y social y posibilidad crítica” que ha sido un elemento esencial en su proyecto y que por eso mismo tiene vigencia.

Artículo completo en español

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: