Introducing Cultural Studies de Ziauddin Sardar y Borin Van Loon

18 Feb

Sardar, Ziauddin y Borin Van Loon. Introducing Cultural Studies. Richard Appignanesi, ed. Cambridge: Icon Books Ltd., 1999.

Isidro Antonio Portillo Serrano

Letras Modernas Inglesas

Facultad de Filosofía y Letras, UNAM

¿Qué son los estudios culturales? En primera instancia, tal cuestionamiento puede parecernos tristemente simplista ‒ podríamos asumir que es un campo académico de investigación enfocado en la cultura. Pero tan pronto reflexionamos más profundamente, nos damos cuenta de que cualquier campo de estudio que incluya al término “cultura” puede ser cualquier cosa menos simplista. En Introducing Cultural Studies, el teórico pakistaní Ziauddin Sardar y el ilustrador Borin Van Loon abordan la ‒ nada fácil ‒ empresa de familiarizar al lector con el emocionante campo de investigación conocido como “estudios culturales”. Mediante una amigable combinación de párrafos breves e ilustraciones “ácidas” ‒ nuestro connacional Rius es reminiscencia del estilo ‒, este libro se convierte en una guía adecuada para recorrer casi treinta años de desarrollo de esta disciplina intelectual.

            Durante las primeras páginas, Sardar aborda las dificultades seminales que enfrentan los estudios culturales: ¿qué es la cultura?, y ¿cuál es el objeto de estudio de los estudios culturales? Yuxtaponiendo definiciones de estudiosos como el antropólogo E.B. Tylor, Margaret Mead, y Clifford Geertz, Sardar concluye que la cultura es aparentemente casi todo, y por ende los estudios culturales son el estudio de todo (5). En lugar de asumir lo anterior como una limitante, el autor pakistaní señala que los estudios culturales, gracias a esa gran amplitud de alcance, pueden hacer uso de herramientas teóricas de las más diversas disciplinas ‒ como la lingüística, sociología, psicología, teoría literaria, teoría del arte, musicología, ciencias políticas, entre muchas otras ‒ con el fin de abordar de la forma más eficiente todas las cuestiones que le interesan. Una vez solventados los cuestionamientos iniciales, el libro nos equipa con conceptos básicos de los estudios culturales, tales como “signo” ‒ proveniente de la semiótica ‒, “código”, “texto”, “el otro y su representación”, y “discurso”, para así pasar a un caso concreto de análisis donde leemos las múltiples connotaciones culturales de, por ejemplo, un restaurant hindú en las calles de Londres (15-22).

            Posteriormente, Introducing nos lleva por un recorrido histórico de los estudios culturales, desde sus orígenes en el Centro para los Estudios Culturales Contemporáneos (CCCS por sus siglas en inglés) en Birmingham en la década de los setenta, hasta sus últimas ramificaciones en la década de los años noventa. Por supuesto, se da un vistazo a las aportaciones de autores fundadores como Richard Hoggart, Raymond Williams, E. P. Thompson, Stuart Hall, Louis AIthusser, y Antonio Gramsci. También se abordan las diversas vertientes que los estudios culturales han tenido en diferentes naciones, iniciando con Inglaterra y partiendo de ahí a E. U. A., Canadá, Australia, y Francia.

            Un poco más allá de la tercera parte del libro, el foco de atención se traslada a las aportaciones hechas en el sur de Asia a los estudios culturales, poniendo atención en organizaciones académicas como el “Teen Murti” o el Colectivo de Estudios Subalternos. Luego se abordan los estudios culturales de la ciencia, una “sección” ‒ vale la pena señalar que el libro se presenta en forma de continuo y sus secciones sólo son divididas por títulos sin números de identificación ‒ que intenta poner de manifiesto la naturaleza parcial autoproclamada del conocimiento científico, exponiéndola como otra construcción social que permite la diseminación de elementos de control de las clases oprimidas por parte de las dominantes; de ahí arribamos a la teoría de la tecnocultura. Ya hacia el final de Introducing, nos adentramos en vertientes de los estudios culturales de gran importancia en las últimas décadas como el “orientalismo” ‒ de la mano de los trabajos de Edward Said ‒, “discurso post-colonial” ‒ y las aportaciones de intelectuales como la feminista hindú Gayatri Spivak, Homi Bhabha, y Sara Suleri ‒, “multiculturalismo” ‒ con las aportaciones de Cornel West, bell hooks, Henry Louis Gates Jr. ‒, y “teoría queer”. Finalmente, este libro cierra analizando la importancia primordial de los medios masivos de diseminación de información y entretenimiento en el mundo multimedia actual, y el proceso de globalización que éste ha experimentado en consecuencia.

            Aunque un poco abrumador en cuanto al volumen de información que este título transmite, Introducing Cultural Studies es una guía recomendable para adentrarnos en un campo de estudio que, dice Sardar, tiene el objetivo de ayudarnos a comprender “los mecanismos del poder cultural y encontrar maneras de resistirlos” (170). Tenemos entonces, una guía de supervivencia del mundo moderno, y un trampolín a la piscina de los estudios culturales. Con suerte lograremos una buena entrada.

Texto completo en inglés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: