Introducción a los estudios culturales de Barker y Beezer

7 May

41kZMN6ia3L._SL500_AA300_

Martin Barker y Anne Beezer, eds. Introducción a los estudios culturales. Barcelona: Bosch, 1994.

Antonio Nájera Irigoyen

Letras Francesas

Facultad de Filosofia y Letras, UNAM

Comencemos con una cita: “Si la publicación de historias de una disciplina es un signo de su llegada a la madurez entonces los estudios culturales ya han pasado sin duda de la adolescencia a la edad adulta”. Y es que al parecer de quienes editan esta introducción, replantear la naturaleza de los estudios culturales a la distancia de los años es una tarea necesaria. Y lo es principalmente por una razón: porque se busca que los estudiantes, a contrapelo de la llamada “retirada de los textos”, revalúen la tradición bajo la que se formaron sus propios maestros, para que sean capaces de cuestionar sus proyectos —los de sus profesores—  y (re)definir aquellos que les son propios. De ahí, en efecto, que se evite elevar los textos de esta introducción al estatuto de “canónicos”; y que, por el contrario, se quiera que ellos sean únicamente “las pistas de una variedad de problemas y de soluciones posibles, y de diferentes grupos en formación”. En síntesis, una amplio espectro de lo que ha sido la agenda de los estudios culturales en sus más de cuatro décadas de existencia.

Los estudios culturales, se ha dicho ya con insistencia, “estaban decididos a no ser una disciplina, un cuerpo cerrado e internamente convalidado de conocimientos e ideas”. Es de sumo interés recalcarlo, particularmente si observamos que esta introducción no traiciona ese espíritu sine qua non de la disciplina. De modo que, atendiendo esta consideración, los editores se vuelven sobre los problemas ya clásicos: es decir, sobre aquellos que atañen a las relaciones de poder, de hegemonía, a las consideraciones de subalternismo, raza, identidad, etc. Y, desde ahí, es decir, bien asentados en las raíces del Centre for Contemporary Cultural Studies, se vuelcan sobre los caminos que tomaron los estudios culturales hasta el momento mismo de la publicación de nuestra introducción en ciernes: la década de los 90, donde ya se comienzan a perfilar nuevos derroteros.

Tal cual se puede inferir, estos caminos surcan los temas más obvios, pero también otros menos transitados. Y nos llevan del análisis del estilo a la decodificación de anuncios, de  las novelas rosa a telenovelas, del ocio en la época victoriana a los films de James Bond.

Esta Introducción a los estudios culturales es, pues, una radiografía del sendero que ha serpenteado el ejercicio atribuido a Richard Hoggart.  Y goza de las pluma de un Stuart-Hall, de un Barker y una Beezer, editores mismos de la introducción, además de las de Susan Emanuel, John Baxendle, Andrew Blake, Jeff Collins, Mark Jancovich, Kim Clancy, Susan Purdie, Liz Wells y Beverly Skeggs.

Libro completo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: