Introducción de la imagología, Joep Leerssen

1 Ago

si13softcover.indd

Joep Leerssen. “Imagology: History and Method”. Imagology: The Cultural Construction and Literary Representation of National Characters. Manfred Beller y Joep Leerssen, eds. Nueva York y Amsterdam: Rodopi, 2007. 17-32.

 Antonio Nájera Irigoyen

Letras Francesas

Facultad de Filosofía y Letras, UNAM

La imagología (imagology, en inglés) es una disciplina cuyo objeto es el estudio de la representación del otro —y por ende, de sí mismo— a través de los textos literarios. La razón de esto, alega Leerssen, se encuentra en el hecho de que es precisamente en la literatura donde mayoritariamente se han “formulado, perpetuado y diseminado” los estereotipos nacionales. A esto habría que añadir únicamente dos cosas: uno, que en la actualidad bien se puede añadir otros medios, tales como los comics, los filmes o las series de televisión; y, dos, que ésta es también la razón por la que la imagología ha interesado recurrentemente a los Estudios Culturales: por el simple hecho de que comparten una agenda común: la identidad, la otredad, la hegemonía, el subalternismo, todos éstos son temas, en efecto, sobre los que vuelve recurrentemente la imagología.

         A partir de estas consideraciones generales, enumeremos someramente otras particularidades de la imagología:

   1.- La imagología, si bien de reciente aparición formal (piénsese que surge apenas a mediados del siglo pasado), es el resultado de una extensa serie de hechos que bien se podrían remontar a la Antigüedad: si se me permite el ejemplo, a la manera en que Julio César perfiló la imagen de los galos en su ya clásico De bello gallico. Pero éste no es sino mi ejemplo; Joep Leersen, por su parte, ha decidido fijar como punto de partida la crítica de otro Julio César: en este caso, Julius Caesar Scaliger. Y es que hacia finales del siglo XV, este último tuvo a bien determinar las particularidades de cada nación europea existente hasta entonces; y tendrán razón algunos, ciertamente, al argüir que lo que logró no fue sino poner sobre papel lo que la realidad y la cotidianidad habían ya sancionado. A partir de ahí, es cierto que es interminable la lista de libros donde se sostiene una imagen estereotípica de los pueblos: El espíritu de las leyes, de Montesquieu; El ensayo sobre los caracteres nacionales, de Hume; El ensayo sobre las costumbres, de Voltaire; Las consideraciones sobre los sentimientos de los bello y lo sublime, de Kant; La ciencia nueva de Vico… Y la lista es a tal punto extensa que, pasada ya la Ilustración, época que acogió con beneplácito la estereotipificación del otro, el mundo vio surgir aún una lingüística viciada, in principio, por estos prejuicios —la comparativa de Grimm—; una filosofía —la de Hegel, para quien en toda manifestación cultural subyace un Volkgesist (espíritu del pueblo)—; o bien una crítica literaria —la de Hyppolite Taine, en la que quizá no se privilegia un criterio como el de la nacionalidad, pero sí, por el contrario, los de raza y etnia. 

   2.- La imagología se concentra en los textos literarios en virtud de que existe una larga tradición de tópicos intertextuales; de ahí ciertamente que sean a tal grado efectivos. Dice Leerssen, por ejemplo, que si bien “se han expresado (n)ociones relativas al carácter alemán en libros de texto, periódicos, crítica cultural y reportes gubernamentales, novelas como  Der Undertan, de Heinrich Mann, o Three men on the bummel, de Jerome K. Jerome, han sobrepasado esos efímeros textos”, logrando crear con mucha mayor eficiencia una imagen de lo “alemán”.

   3.- Siendo que su objeto es el representamen, y no el representandum, la imagología debe abocarse a la formulación de los estereotipos nacionales, y no, como algunos erróneamente exigen, a la construcción de identidades. Es del discurso, no olvidemos, que se ocupa la imagología, jamás de la referencialidad. Su única referencia es textual o, en todo caso, intertextual. Además, pese a los que haya observado Réné Wellek, no es una forma de sociología: pues se ocupa siempre de la representatio, no de la sociedad en cuanto tal.

   4.- A diferencia del resto de las disciplinas, la imagología acepta ex profeso la naturaleza subjetiva de sus fuentes. Que se incorporen al análisis, es más bien lo que se debería exigir a todo imagologista.

   5.- La imagología se ocupa de las características que se han imputado a cierto referente en el mundo, razón por la que deberá ignorar todo aquello que atañe a las llamadas exposiciones de hecho.

   6.- Uno de los primeros pasos que sigue el análisis imagológico es reparar el intertexto en el que se da cierta representación nacional. Y a partir de esto, dirimir cómo es que dicha representación se ha apuntalado, refutado, parodiado, e incluso ignorado. Posteriormente, este intertexto se deberá contextualizar de tal suerte que se pueda concluir en qué tipo de texto aparece tal representación, cuáles son las convenciones por las que se construye, su contexto histórico —claro está―, así como también el público al que está dirigido. No son las mismas formas, insiste Leerssen, de las que se sirven autores como Thomas Mann y Philip Larkin para hablar de lo “nacional”.

         Tras este breve examen, acaso cabría preguntarse la vigencia de una discusión como la que venimos de glosar. Al respecto, podemos pensar en los ejemplos del multiculturalismo apoyado por el gobierno estadounidense, el intento de integración de la Comunidad Europea, la inclusión o exclusión de los pueblos indígenas en las políticas públicas latinoamericanas, entre otros, y en las formas en que cada uno de estos ejemplos se manifiestan en la literatura de nuestro tiempo. He ahí ciertamente el amplio interés que puede suscitar actualmente la imagología.

 Descargar capítulo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: