11-S de 2001 en la historia oral, Mary Marshall Clark

11 Oct

images

Mary Marshall Clark. “Entre la interpretación de los media y las mentiras del gobierno: Quinientas historias de vida del 11-S”. Historia, antropología y fuentes orales. Núm. 33, 2005. 157-168.

Antonio Nájera Irigoyen

Letras Francesas

Facultad de Filosoía y Letras, UNAM

Los Estudios Culturales han señalado recurrentemente la importancia de los medios en la construcción de subjetividades y de narrativas colectivas. Digamos de una buena vez que es éste el origen del presente artículo: su meta, trazar los andamios sobre los que se erigió la memoria del 11 de septiembre. De acuerdo con Mary Marshall Clark, al día de hoy, todavía no está realmente claro lo que sucedió aquel fatídico día para los Estados Unidos. Se conoce, por supuesto, el número de muertos y sus nombres, de heridos y de desaparecidos; y aún con estas cifras, sostiene Clark, ha sido imposible asentar la experiencia de aquella catástrofe.

            Es claro: cuando habla Clark de la experiencia del 11 de septiembre, se refiere a ella en tanto experiencia personal, ajena a cualquier tipo de proselitismo militar o político. Alude, pues, a lo que comportó la transformación de la geografía de Nueva York para todo aquel cuya vida ocurriese en los rededores del World Trade Center: para quienes “era el barrio, el lugar de trabajo, el café, la librería, el kiosco, su hogar, una ciudad dentro de una ciudad”.

            La experiencia de la que habla Clark está totalmente alejada de aquella que han construido los medios de comunicación, pues ésta responde a una agenda política cuyo objetivo único es despertar el nacionalismo de sus ciudadanos en aras de la legitimación de un nuevo ataque: la narrativa de la víctima/vengadora que ha sostenido Estados Unidos desde hace varias décadas, y que carece de cualquier significado tanto para el ciudadano promedio estadounidense como para aquellos que vivieron de cerca la tragedia.

            Se verá, además, que ante el insistente esfuerzo de los medios por homologar los ataques del 11 de septiembre y los de la Bahía de Pearl Harbor, ocurridos apenas antes de que Estados Unidos decidiese unirse a la Segunda Guerra Mundial, los estadounidenses se resisten a creer en este amago de analogía. Antes al contrario: si en algo hay unanimidad, es en el hecho de que se interprete aquella jornada “como una experiencia surreal, como la de aquel que está viviendo una película en la que la fantasía o la sensación de estar viviendo fuera del tiempo y de la historia, tiene más fuerza que el propio recuerdo”.

            He aquí, entonces, la razón por la que nace el Proyecto de Historia Oral Narrativa y Memoria del 11 de septiembre en la Universidad de Columbia: como un intento por constatar la significación de un ataque terrorista en la más cosmopolita de las ciudades. Y es que éste no es, sin duda, un hecho menor. Porque si examinamos de cerca el fenómeno, nos daremos cuenta que minorías, como la latina y particularmente la musulmana, no sólo habrían de padecer el ataque, sino también el rechazo posterior al mismo: rechazo que trajo consigo sentimientos de culpabilidad y vergüenza motivados por un ataque que ninguno de estos grupos había perpetrado. Mantiene Clark aludiendo al trabajo de Robert McChesney: “desde el momento en que el presidente Bush a las 8:30 del 11 de septiembre que no había distinción entre los terroristas y los países que los acogían, las posibilidades de un discurso público acerca de la respuesta adecuada a los acontecimientos disminuyó de forma notoria”.

            El proyecto prioriza las entrevistas; y ya se ve, que con excelente ánimo democrático, se entrevistó a un amplísimo abanico de personas.  Se intentó dar voz a personas de unos 35 países, entre los que se encontraban latinos y musulmanes, sacerdotes, hombres de negocios, artistas, estudiantes, psicólogos, filántropos, víctimas directas y familiares afectados por la pérdida de algún ser querido, bomberos y policías. Y sólo para dar una pequeña muestra de cuánto se apartan las entrevistas de la narrativa oficial, escuchemos aquello que respondió un bombero: “Los periodistas nos pintan como héroes, pero no los somos realmente. No somos tan perfectos; a veces, nos distinguen de los demás como si fuéramos mejores: sólo cumplimos con nuestro deber, nada más”.

            “Entre la interpretación de los media y las mentiras del gobierno: Quinientas historias de vida del 11-S”  es un esfuerzo ya no digamos para desmitificar la memoria del 11 de septiembre 2001, sino para construir un atisbo de ella: una que no sea producto ni de los medios de comunicación ni del sarampión político.

En inglés

En español

2 comentarios to “11-S de 2001 en la historia oral, Mary Marshall Clark”

  1. lenchowithletters enero 28, 2015 a 6:24 am #

    Gracias por la aportación. Por cierto quisiera saber si conoces alguna manera de accesar a las entrevistas que se realizaron para el artículo que citas después del encabezado. Ya que me interesa conocer el método y los resultados de la investigación de historia oral hecho por Mary Marshall Clark.
    Saludos.

    • estudioscultura abril 9, 2015 a 10:17 pm #

      Tendrías que escribirle a la autora directamente.

      Saludos,

      Nattie Golubov

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: