Medios globales y cultura de Mark Poster

2 Dic

1300660 978-0-8223-3839-0_pr

Mark Poster. “Global media and culture”. New Literary History, 2008, 39: 685-703.

Antonio Nájera Irigoyen

Letras Francesas

Facultad de Filosofía y Letras, UNAM

En principio surge una pregunta: ¿desde dónde pensar la cultura? Ésta pregunta se vuelve capital tan pronto como reparamos en los procesos en los que vivimos en la actualidad, procesos que no sólo suceden en el dominio tecnológico, sino también en muchos otros como el epistemológico. “¿Es el sujeto, el sujeto del “yo” de la tradición filosófica occidental, una posición discursiva adecuada para hacer preguntas sobre la cultura global? ¿El hecho de que una muy buena parte del intercambio global suceda sólo a través de la mediación de máquinas de información no incita a pensar en la necesidad de una redefinición del otro?”: he aquí, a guisa de ejemplo, dos de las preguntas esgrimidas por Mark Poster, y sobre las cuales se detendrá pormenorizadamente en el artículo. 

            El artículo, sin embargo, no es corto en miras históricas; y es precisamente por esta razón que Poster decide remontarse hasta tiempos de Kant para entender una noción como la de la “cultura global”. Es cierto: cuando digo que retrocedemos al siglo XVIII, lo hacemos sólo en la medida en que ponemos en perspectiva la cultura global de nuestros días con el cosmopolitismo al que aspiraba Kant. Sería ocioso glosar aquí las diferencias entre uno y otro, porque acaso sólo debamos quedarnos con lo esencial: el primero emana del segundo, si bien ha sido objeto de un sinnúmero de cambios y, sobre todo, de cambios concernientes a las nuevas tecnologías.

            La segunda cavilación de Poster se puede resumir de la siguiente manera: ¿podemos considerar las nuevas tecnologías una parte esencial de la cultura global? Y aún más importante: ¿cómo se debe interpretar un hecho como éste? Los efectos de la cultura global, sostiene Poster, son tanto positivos como negativos: que el Internet posibilite la resistencia es una muestra palpable de lo primero, el control ejercido por las grandes corporaciones trasnacionales lo es de lo segundo. Y es justo aquí que surgen otras discusiones, entre las que sobresalen: la diseminación del contenido digital, la cada vez más lejana relación entre creador y consumidor, o bien problemas tocantes a la traducción y la transcodificación.

            En la era de los muchos textos, acaso reste únicamente dirimir el interés particular de un artículo como éste. Dejemos que sea Poster mismo quien lo haga: “Se puede argüir que la cultura está siempre mediada (cuando menos por el lenguaje). Sin embargo, la creciente sofisticación, multiplicación y diseminación de las tecnologías de la información cambian la experiencia de toda cultura. Cada objeto cultural existe ahora (cuando menos potencialmente) en el contexto global”. Sentencias como ésta nos deberían conminar a repensar nuestras propias nociones de cultura.

 Texto completo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: